Los “correfocs” son una tradición catalana en que unos “dimonis” lanzan chispas de fuego y el público debe esquivarles, por lo que, fotografiar un “correfocs” es una actividad que permite obtener unas imágenes espectaculares.
​​​​​​​Este breve post te explicaré todo lo que necesitas saber para fotografiar un “correfocs”.
El entorno a tener en cuenta para fotografiar un "correfocs"
Un “correfocs” acontece de noche, hay movimiento y constantemente se producen chispas de luz generadas por los petardos que tiran los “dimonis”.
Lo mejor es mezclarse con ellos para poder tomar las mejores instantáneas por lo que debes usar ropa y calzado cómodo que te proteja adecuadamente de los chispazos continuos.
Hay personas que incluso se protegen los oídos del estruendo provocado por el lanzamiento continuo de petardos.
El equipo fotográfico para fotografiar un "correfocs"
Lo más aconsejable es usar una óptica versátil lo más luminosa posible. Las imágenes que acompañan este post están hechas con un 24-70 f2.8.
Si decidimos alejarnos de los “dimonis”, necesitaremos una óptica con un poco de zoom.
También hay que proteger la cámara adecuadamente por lo que el parasol y el filtro UV es imprescindible. En mi caso, además protejo el cuerpo de la cámara con la típica bolsa para la lluvia. En estas cosas vale mas pecar por exceso que por defecto.

Cómo gestionar tu cámara para fotografiar un "correfocs"
El enfoque debe ser automático y en modo continuo para captar la acción que se desarrolla a gran velocidad.La medición de la luz debería ser puntual con prioridad al centro a fin de conseguir detalle en las altas luces que serán las grandes protagonistas.El diafragma debe abrirse lo máximo que te lo permita tu óptica i la ISO debería estar en automática para poder jugar manualmente con la velocidad en función de cuánto quieras congelar el movimiento.
En cuanto a la velocidad, básicamente se dan tres situaciones:
 - Los “dimonis” están agrupados y las carretillas o lanzadores de chispas están apagados. Una velocidad alrededor de 1/60 está muy bien.
- Al encender las carretillas e iniciarse el movimiento, la velocidad debe estar entre 1/200 y 1/400.
- En momentos de máximo movimiento deberemos dispara a 1/500 o incluso un poco más.
Como actuar para fotografiar un “correfocs”
Lo ideal es moverse entre los protagonistas y tomar fotos de distintos momentos y de los diferentes personajes. Centrarse solo en unos cuantos hace que perdamos las oportunidades que sin duda ofrecen los demás.
También es importante centrarse en los detales como, por ejemplo, las expresiones del público, siluetas al contraluz, cuernos de los diablos, etc.Otro detalle a tener en cuenta es que hay que moverse al ritmo del grupo. Quedarse en medio entorpeciendo no es una buena idea.



DESCUBRE

Back to Top