¿Te seduce la atmósfera misteriosa y sensual del estilo noir? 
Si quieres adentrarte en este fascinante mundo de la fotografía en blanco y negro, acompáñame en esta sesión con dos modelos excepcionales: Ana Gómez y Laia Pereiro. A través de su profesionalidad, naturalidad y espíritu colaborador, descubrirás las claves para capturar retratos llenos de intriga y magnetismo.
La fotografía noir, con su atmósfera cargada de misterio y sensualidad, nos invita a explorar las sombras y los contrastes. En sendas sesiones, tuve el placer de retratar a dos modelos excepcionales: Ana Gómez y Laia Pereiro, quienes con su profesionalidad y naturalidad dieron vida a la estética noir.
Ana Gómez, con su mirada penetrante y actitud enigmática, se convirtió en la musa perfecta para este estilo. Su espíritu colaborador y ganas de mejorar fueron claves para lograr imágenes llenas de tensión e intriga.
Laia Pereiro, por su parte, aportó una dosis de frescura y sensualidad a la sesión. Su naturalidad ante la cámara y su confianza en nuestro trabajo  permitieron crear una atmósfera íntima y sugerente.
Consejos para una fotografía noir:
1. Iluminación: La clave del estilo noir reside en la iluminación. Utiliza una luz tenue y contrastada, creando sombras pronunciadas y áreas oscuras que escondan detalles. Puedes usar un solo foco de luz principal o combinarlo con otros para crear diferentes efectos.
2. Composición: Busca encuadres diagonales, contrapicados y picados para aumentar la sensación de dinamismo y tensión. La simetría también puede ser un recurso efectivo para crear una atmósfera más formal y misteriosa.
3. Vestuario y atrezzo: El vestuario y el atrezzo son elementos esenciales para crear la atmósfera noir. Prendas oscuras, sombreros, gabardinas, cigarrillos y objetos vintage te ayudarán a transportar al espectador a otra época.
4. Edición: En la edición, puedes convertir tus fotos a blanco y negro para acentuar el contraste y la textura. También puedes usar herramientas de edición para aumentar el grano y añadir un toque vintage a tus imágenes.
Iluminando la escena:
Para estas sesión, utilicé una luz principal a f8, una luz de contra a f2.8 y dos strip detrás a f2.8 para perfilar. Así conseguimos crear una atmósfera con sombras interesantes y el cuerpo de las modelos perfilados.
Conclusión:
La fotografía noir es un estilo desafiante pero gratificante que te permite explorar tu creatividad y contar historias a través de la imagen. Con un poco de práctica y los consejos adecuados, podrás capturar imágenes llenas de misterio, sensualidad y atmósfera.
¿Te animas a probar la fotografía noir? No dudes en contactar para concertar tu sesión en este estilo.

DESCUBRE

Back to Top